martes, 20 de enero de 2015

:)...

Todo va mejor... o eso parece, y no tiene nada que ver que haya empezado un año nuevo , sino que he estado bastante tiempo en casa, y me ha dado tiempo para recapacitar sobre mi vida... sobre mis amigos, mis ideales, las personas y sueños que nunca había visto con claridad. Y he llegado a la conclusión de que he estado ciega todo este tiempo, que las personas no cambian, que siempre por mucho tiempo que pase o por muchas cosas que prometan o te hagan ver, siguen siendo las mismas personas que alguna vez te hicieron daño. Me he dado cuenta de que tengo que saborear más cada instante, que tengo que vivir todos y cada uno de los días de mi vida, como si fuera el último, para que valgan la pena. Necesito saber que voy a tener un futuro en esta vida, que todo lo que he trabajo durante estos años algún día dará su fruto, y me sentiré mejor conmigo misma. No necesito a nadie, o por lo menos casi nadie para que yo sea feliz, que cada persona de este puto mundo solo mira por su ombligo, que nadie te va a quitar la vida por mucho que te haga daño, pero tampoco te la va a dar. Porque debemos de darnos cuenta de que somos fuertes, cada uno de nosotros tenemos nuestras metas, nuestros sueños, nuestro pasado, nuestros defectos y virtudes y que no dependemos de nadie para ser felices. 
Otra cosa que mucha gente debería aplicarse es, que no todos son los malos son tan malos, ni los buenos son tan buenos. Que las apariencias esconden el interior, lo de fuera son solo cosas superficiales, lo de dentro es lo que esconde lo bonito de las personas. 
Que por mucho que nos aferremos a alguien, estamos perdiendo tiempo, de conocer a alguien a nuestro alrededor que nos daría mucho más de lo que nos quitaba la otra persona. Que no hay que buscar nada, que si lo buscas, siempre va a salir mal, que no debemos de vivir condicionados de lo que diga esta sociedad. Debemos ser libres de poder expresarnos y hacer lo que realmente queramos sin que nadie nos mire por encima del hombro ni nos juzgue por hacer lo que realmente queramos hacer. Que ya está bien de tener que tener pareja siempre, que también necesitamos estar solos de vez en cuando para darnos cuenta de lo fuertes que somos por nosotros mismos. No quiero seguir la sociedad, no quiero estar condicionada, no voy a dejar que me juzguen por no seguir las mierdas de condiciones que dicta la sociedad en la que vivimos. Que debemos darnos cuenta, que no nos pueden decir como vestirnos, como vivir, que estudiar, con quien ir, y que hacer. Somos personas tenemos derechos y como uno de ellos, la libertad de expresión, dejar de esconderos de como sois, todos, absolutamente todos podemos expresar nuestra forma de ser de la manera que nos plazca sin que sea ilegal claro esta. Pero ya está bien de tener que escuchar en la tele cosas racistas y homófobas, que nos merecemos un país mejor, y si no arreglamos cosas como esta, este país poco a poco irá cayendo ya que los jóvenes somos el futuro, y yo veo el futuro muy negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada